¿Qué estudiar de pediatría para el ENARM?

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Pediatría es una de las grandes áreas que tendrás que cubrir mientras estudias para el ENARM. Claro, estudiar cualquier gran tema para el ENARM es complicado, sobretodo si no has presentado el examen. Siempre está el riesgo de estudiar un tema con tanta profundidad que se nos acaba el tiempo. Por otro lado, tampoco podemos dedicarle un estudio superficial, ya que nos arriesgamos a que sea nuestro punto débil, y no alcancemos el puntaje que buscamos. Hoy te queremos proponer un sistema para estudiar pediatría de manera efectiva, balanceando siempre tu tiempo.

Cómo estudiar pediatría para el ENARM

Para que estudies pediatría te proponemos estudiar en dos secciones. La primera sección debe cubrir una mirada profunda de los temas más importantes. Estos temás deben incluir por ejemplo casi todo neonatología, hitos del crecimiento, neurodesarrollo, vacunas, etc. La segunda sección debe cubrir si es posible, todos los demás temas al menos a un nivel superficial. Si el tiempo no te alcanza para hacer las dos secciones, al menos habrás estudiado lo más relevante en un principio. Por otro lado, si tienes un buen cimiento de pediatria, es probable que termines la primer sección rápidamente, y puedas avanzar a la segunda. Sin embargo, no es recomendable saltarse la primera sección. Siempre estudia los temas fundamentales primero. 

La mejor fuente para revisar la sección de pediatría, como lo hemos propuesto varias veces, es las guías de práctica clínica, las normas oficiales y los libros de preparación para el ENARM hechos en México. No recomendaríamos libros hechos en el extranjero, porque el ENARM está basado en muchas peculiaridades que esa área tiene en nuestro país. Por lo tanto, te conviene más estar familiarizado con información mexicana.

Temas que debes cubrir de Pediatría para el ENARM

  • La lactancia y ablactación son temas obligados. Incluso hay descritas políticas públicas específicas. No creas que lo sabes todo y asómate a las fuentes oficiales; lo mismo es válido para la alimentación en etapas subsecuentes.
  • Hay enfermedades que cada vez cobran mayor relevancia en niños. Son temas clásicos de adultos pero de todos modos hay que revisarlos; por ejemplo: sobrepeso, obesidad, depresión, etc.
  • Revisa el desarrollo y crecimiento. Ten en cuenta que la pediatría moderna cada vez se separa más de lo que nos enseñaron como el logro preciso de hitos del desarrollo, pero sigue siendo una fuente importante para formular preguntas. Dicho esto, tienes que aprenderte las tablas donde se describe qué hitos ha alcanzado el niño a determinada edad y bajo qué circunstancias vale la pena hacer un abordaje clínico.
  • Una gran proporción del ENARM se dedica a la neonatología. Desde un cálculo preciso del Apgar y el Silverman, hasta la reanimación neonatal los primeros segundos del neonato son importantes. Las causas más frecuentes de problemas respiratorios al nacer se tratan a profundidad. Por ejemplo la taquipnea transitoria, aspiración de meconio, etc. Esto es importante sobre todo en las versiones más recientes del examen. Las ictericias del recién nacido son un tema que es indispensable que revises, sobre todo en términos diagnósticos. Pero también es relevante que tengas bien fundamentada la terapéutica. Siempre hay neonatología quirúrgica, neurología, incluso ortopedia. Para fines prácticos no dejes de repasar las enfermedades del neonato, si no tienes tiempo para todas al menos revísalas en cuanto al diagnóstico diferencial y ten nociones de la terapéutica.
  • Las vacunas son muy importantes para la humanidad, también lo son en el ENARM. Si no tienes disposición para aprender la vacunación a detalle, no vale la pena que te presentes al ENARM. Debes saber qué vacunas está indicado que reciba cada paciente a determinada edad, contraindicaciones y circunstancias especiales como casos con esquemas incompletos, inmunosupresión o alergias.
  • Toma en cuenta que, en el diagnóstico diferencial de las infecciones, aparte de las variables que suelen ser relevantes, el grupo de edad tiene mucha importancia. No olvides revisar a profundidad las enfermedades exantemáticas. No te apartes de las fuentes oficiales de información, puedes haber aprendido muchas cosas de las infecciones, pero lo que proponen las fuentes oficiales es la forma en que hay que contestar el examen.
  • Ten en cuenta capítulos que se suelen pasar por alto al momento de estudiar, como la prevención de las enfermedades, su pronóstico o criterios de referencia a otros niveles de atención.
  • La deshidratación y los planes de hidratación son muy importantes para los niños de México, es lo mismo en el ENARM. Los planes de hidratación y la estadificación que usamos en nuestro país tienen características muy peculiares, no esperes encontrar muchas fuentes para sustentarlos, aprende su aplicación y aprueba el ENARM con la mejor calificación posible.
  • Las malformaciones congénitas cardiacas son muy frecuentemente preguntadas, me atrevo a decir que incluso superan su importancia clínica real, debes ser capaz de diagnosticarlas con agudeza (al menos en el papel) y tener claro el tratamiento en las más frecuentes. Es posible que se pregunte por criterios para operar las más conocidas y contraindicaciones para operar en casos avanzados. En cuanto a las cardiopatías complejas, yo no me adentraría demasiado.
  • La oncohematología tiene relevancia sobre todo en aspectos diagnósticos iniciales, no tenemos conocimiento de que se pregunte por quimioterapia u opciones terapéuticas distintas a la resección.
  • Ojo con la genética, por alguna razón extraña los últimos años se ha dado relevancia no solo a los síndromes genéticos más frecuentes sino a su fisiopatología. No sabemos si esto se repita en las nuevas versiones, pero aquí tienes que pisar terrenos más profundos de los que el sentido común dictaría.
  • Hay preguntas de casi cualquier cosa de pediatría, no dejes de estudiarla toda, con base en la relevancia que tiene para los mexicanos.

Podríamos llenar esta publicación de las cosas que tienes que revisar y nunca estaría completa. La intención de este texto es recordarte que todo el ENARM viene salpicado de esa definición inexacta de lo que consideramos “medicina general” en el país. A falta de una definición precisa del contenido del ENARM de parte de los encargados de construirlo, se divulga esta información como un buen punto de partida, que definitivamente puedes complementar con tu opinión y mejor juicio.