Ginecología y obstetricia en el ENARM

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Todos sabemos que en el ENARM es importante la ginecología y obstetricia, pero ¿qué tan importante es?

Con base en nuestros sondeos anuales, sabemos que casi un tercio del material del ENARM es dedicado a este gran tema. No hace falta ser un genio para saberlo, la medicina general está muy dirigida al cuidado de la mujer sana, embarazada, puérpera, en etapa reproductiva y posmenopausia. A continuación te damos algunas recomendaciones de utilidad para incorporar a tu plan de estudio.

¿Dónde estudiar?

Proponemos que las guías de práctica clínica de CENETEC sean tu principal fuente de estudio. No solo están actualizadas y aprobadas por expertos de todos los sectores de la salud sino, que también están alineadas con las normas oficiales. Ahí te enterarás de las indicaciones oficiales de cesárea, la cantidad de consultas consensuadas por los expertos en el tema, los criterios de embarazo de alto riesgo, las indicaciones de referencia a niveles superiores, los algoritmos “oficiales”, la interpretación “mexicana” de la literatura, entre otros límites y números de importancia para el examen. Siempre hay fuentes alternativas que pueden complementar tu estudio, pero no pierdas de vista que México es uno de esos países donde la atención de la embarazada no es asunto de especialistas y está muy reglamentada.

¿Qué temas estudiar?

Obviamente, es importante estudiar todos los temas. Pero te recomendamos conducir tu estudio de lo simple a lo complejo. Es decir, empieza con lo normal: embarazo normoevolutivo, etapas de trabajo de parto, conducción, parto eutócico, etc.. Después estudia las circunstancias anormales que ponen en peligro la vida del binomio: aborto y todas sus variedades, sangrados en el embarazo, etc. Recuerda qué tan importante es para nuestro sector salud la muerte materna o perinatal. Finalmente estudia las minucias del tema. Hay tanto espacio en el ENARM para la GyO que pueden preguntar cualquier cosa, pero siempre encontrarás más preguntas de lo prioritario para el sector salud. El mensaje general es: ve de lo simple a lo complejo y no dejes de estudiar nada, aunque los temas menos relevantes sean de manera general.

No olvides Ginecología

Estábamos acostumbrados a que en el ENARM se preguntara casi todo de obstetricia y muy poco de ginecología, pero en versiones más recientes las preguntas de ginecología han aparecido. No te confíes, este tema abarca mucho más que el embarazo.

¿Qué tan difícil es el tema?

Hasta el año pasado la mayoría de las personas concebían la parte de GyO como una de las más sencillas o hasta de nivel medio. Pero eso dejó de ser cierto los últimos dos años. Especialmente el 2016 tuvo preguntas muy difíciles. Tal vez la dificultad era todavía mayor porque a nuestros encuestados les parece que las preguntas fueron de mala calidad, confusas, poco claras y concentradas en aspectos de poca relevancia. Recuerda que el ENARM no sólo mide tus conocimientos de medicina general. También mide, valga la redundancia, tu capacidad para responder el ENARM. Por eso, es recomendable que además de solidificar tus conocimientos, te familiarices lo más posible con el formato del examen, mediante simuladores de alta fidelidad

 Si crees que porque quieres ser cirujano, oftalmólogo o internista, no olvides que aún debees priorizar el tema, porque es vital para pasar el examen. La GyO es la barrera que tienes que franquear para lograr un buen lugar en el ENARM, son célebres las historias de estudiantes que se desempeñan bien en casi todo el ENARM y se quedan fuera de la especialidad por no revisar a conciencia este tema tan relevante.

Esperamos que con estas breves recomendaciones puedas acercarte a tu meta de ser especialista, recuerda que nada de lo que digamos es tan importante como tu juicio y que no hay receta para el éxito, solamente el trabajo constante y bien planeado.

Artículos relacionados

Guía Visual Medicina Interna

Simulador ENARM (¡Nueva versión mejorada!)